12.11.15





El saludo de lo inesperado


Sevilla. Otoño de 2015.

3 comentarios:

José Ramón dijo...

Curiosa

XuanRata dijo...

Uno de las cosas que más tarda uno en aprender en fotografía es qué foto desechar y qué foto guardar, o al menos, qué foto merece ser mostrada y cual es solo para el recuerdo. El momento en el que empezamos a guardar aquellas fotos que hace años habríamos desechado sin dudarlo, es seguramente el momento en el que empieza una suerte de madurez.

RECOMENZAR dijo...

Genial
que mas puedo decirte